Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES

Home
Home

Autor do Site
Autor del Sitio

Crônicas
Crónicas

Contos
Cuentos

Artigos
Artículos

Poemas
Poemas

Escritores e Artistas
Escritores y Artistas

Índice
Índice

Links
Links

Correio dos Leitores
Correo de los Lectores

Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES
Crônicas
Crónicas
Primicia con consecuencias - Hernán Maldonado

12/05/2022 00:00




Una primicia con consecuencias

Por Hernán Maldonado­ **

Un "tubazo" (primicia) con consecuencias que perduran

A lo largo de mi dilatada carrera profesional por razones de trabajo, las más de las veces, he conocido medio centenar de ciudades alrededor del mundo, pero nunca estuve en Santiago de Chile.
Iba a conocerla cuando la capital chilena se aprestaba a albergar los VII Juegos Deportivos Panamericanos de 1975. Estaba seguro que integraría el equipo de la United Press International (UPI).

Unos meses antes llegó en visita oficial a Venezuela el primer ministro sueco, Olof Palme, un decidido defensor de los derechos humanos y que abrió las puertas de su país a miles de políticos sudamericanos que escapaban de sus países controlados por dictaduras militares.
(Muchos bolivianos estuvieron asilados allí, como Filipo Escobar. Unos cuantos se han radicado definitivamente en ese país desde esos años).

La visita de Palme coincidió con el 27 de junio, Día del Periodista Venezolano, fecha en la que ningún periodista que se considere tal acudía a su fuente de trabajo. Por una falla del protocolo, el Palacio de Miraflores anunció una rueda de prensa de Palme justo para ese día. 

Cuando llegué, me sorprendí de no ver los rostros conocidos. Solo había una media docena de corresponsales extranjeros, de periódicos del interior, y varios otros de la oficina de prensa del gobierno. El despropósito era tal que funcionarios de la cancillería rellenaron los asientos vacios con funcionarios de palacio.

Volví a la oficina y redacté mi despacho con las ácidas declaraciones de Palme contra el general Augusto Pinochet y su gobierno militar.

A media tarde recibí un telefonazo de un individuo furibundo.
¿Es usted el periodista Hernán Maldonado?, pregunto.
-  Tras recibir respuesta afirmativa, dijo:
Le habla el coronel (no recuerdo el nombre), agregado militar de la embajada de Chile. Le advierto que usted está cometiendo un delito grave al difundir informaciones falsas y le insto a retirar esa información de una supuesta rueda de prensa del primer ministro sueco o se atendrá a graves consecuencias, ya que esa información no está en ningún medio venezolano. Es más, añadió, desde ahora le está prohibida la entrada a Chile. Colgó violentamente el auricular.

Informé de la insólita conversación al gerente de mi oficina, Jack Virtue. Leyó el despacho enviado a la oficina en Nueva York y dijo: No te preocupes. Enseguida mandó un mensaje a la central detallando lo ocurrido.
Sentía que me quedaría con las ganas de conocer Santiago. Felizmente la Organización Deportiva Panamericana, dada la situación política, le quitó la sede e Chile y trasladó los Juegos a Ciudad de México. 

El tal coronel volvió a Chile y trabajó en la DINA, la policía política. Recuerdo que fue mencionado en las investigaciones por el asesinato del ex canciller Orlando Letelier.

En Venezuela llaman "tubazos" a las primicias y uno que recuerdo hasta hoy es aquel por el cual no he visitado nunca Santiago de Chile

** Hernan Maldonado - Periodista de exitosa carrera en UPI y en El Heraldo de Miami
Foto general Pinochet - agencias


[ VOLVER ]
Textos protegidos por Copyright - Guillermo Piernes 2022