Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES

Home
Home

Autor do Site
Autor del Sitio

Crônicas
Crónicas

Contos e Poemas
Cuentos y poemas

Artigos
Artículos

Escritores e Artistas
Escritores y Artistas

Índice
Índice

Links
Links

Contato
Contacto

Correio dos Leitores
Correo de los Lectores

Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES
Contos e Poemas
Cuentos y Poemas
Primer Capitulo - José Blanco

05/08/2020




Primer Capitulo

Por José Blanco
El silencio en medio de la noche nunca es absoluto, donde quiera que estés. En el desierto o en la densidad de los bosques es más natural, pero siempre hay un ruido casi imperceptible de los pequeños granos de arena que pierden el calor adquirido durante el día y se enfrían rápidamente.

O en el bosque, las hojas caen suavemente de la copa de los árboles. En ambos casos es casi un silencio absoluto, pero de hecho se puede escuchar, más con el alma que con los oídos. Es magia. Tiene el poder de llevarnos a lo más profundo e íntimo de nuestro ser, o hacernos medir con precisión, o adivinar, o intuir, la distancia de cierta estrella. Y despues de otro. Y otro. Y así entramos en el Universo infinito.

El casi silencio es tan poderoso. Y por increíble que parezca, es aún más elocuente en medio de una metrópolis moderna, que siempre busca mantener todas las luces de la calle encendidas durante toda la noche para ahuyentar el mal que alberga el asfalto. Parece que el asfalto duerme y esconde su furia durante el día, aunque sabe que está siendo vigilado.

El silencio es un elemento muy importante en esta historia y es por eso que pensé que era bueno comenzar a tratar de darle su dimensión y sus significados. En el primer capítulo, siempre es aconsejable localizar personas y ofrecer buenas referencias para que puedan comprender los hechos.

Después del silencio viene el amor. Excepto que casi no hay amor, ya sea en el desierto, en el bosque o en la ciudad. El amor es siempre total, absoluto, inmenso y silencioso. Al menos en los momentos más intensos, el amor siente la necesidad de retirarse a un rincón y guardar silencio, como si fuera una niña tímida esperando para ver si esta vez recibirá el regalo de Navidad que tanto deseaba.

En el amor siempre hay un mundo de expectativas que no están muy bien definidas y tampoco son muy conscientes ... más instintivas. Están allí y se manifiestan en los momentos menos esperados. Y siempre se renuevan, y a menudo se contradicen entre sí, pero nunca se rinden.

Existe la sensación de que el silencio a menudo parece proteger el amor de su propia ingenuidad.

He oído que el silencio solo puede ser un escape. Pero también he escuchado lo mismo sobre el amor. Como solo estamos en el primer capítulo, dejaremos algunas cosas para aclarar con los eventos. No tenemos que darnos prisa y eventualmente perder algunos detalles importantes. Tenemos una vida por delante ... y no vamos a pensar en el Tiempo Cósmico para no desesperar.

El tiempo cósmico es absurdamente despiadado, inhumano, cruel. No nos deja la mínima posibilidad que realmente podamos entender la vida en este mundo, aparentemente tan poco importante, tan pequeño, pero en su insignificancia ayuda a componer el equilibrio de las fuerzas gravitacionales y, por lo tanto, a mantener la armonía del Universo.

Todos estos millones y millones de astros, planetas, estrellas y cometas, que caminan y giran rápidamente en el espacio por millones y millones de años, dependen dramáticamente el uno del otro, de sus velocidades y de sus masas, para no entrar en un colapso sideral.

Y todo esto en silencio.

Entonces, cuando pienso en la importancia de este primer capítulo de una simple historia de amor, me aterra.

¿Cuánto tiempo tendré que ser capaz de comprender la complejidad de este sentimiento, que tiene la increíble fuerza gravitacional para atraerme y darme esperanza, y al mismo tiempo la velocidad exacta para mantenerme alejado?

Todas las órbitas son elípticas. Entonces, hay momentos en que estamos más cerca, casi juntos, pero es precisamente en estos momentos que ganamos velocidad para alejarnos y mantener el equilibrio de este milagro cósmico. Entonces no podemos parar. Así de simple.

No estoy seguro de cuándo ocurrió el Big Bang, pero debe haber sido tranquilo. Pasó desapercibido. Pero sucedió en una fracción de una millonésima de segundo y fue definitivo. Las miradas intrigantes. Las sonrisas Las dulces palabras y los silencios.

Se asemeja a Eta Carinae, la estrella más luminosa de la Vía Láctea, que está a 7.500 años luz de distancia del sistema solar y cuyo aspecto más llamativo es la variación de su brillo en varios grados de magnitud.

Sin monotonia

Siempre un nuevo estímulo, incluso si es silencioso, incluso si es accidental y sin motivos ocultos. Siempre intrigante.

Cuando ves que una hoja cae desde la parte superior de un árbol, también es siempre intrigante. Nunca sabes dónde va a caer. La luz de la Luna crea una atmósfera de cuento de hadas. La sábana se balancea en movimientos suaves, como los de un bailarín que danza el Danubio Azul. Imposible mirar hacia otro lado. La cabeza mantiene el ritmo del vals e incluso es posible ver esas largas piernas en movimientos alargados y rítmicos. Incluso puedes imaginar los brazos balanceándose y dando un cierto equilibrio y gracia. Y las manos expresivas ...

Todo esto en silencio. O casi en silencio. Porque, como dije, no hay silencio absoluto en medio de la noche.

A veces, el primer capítulo se vuelve un poco confuso, lo que no debería ser motivo de serias preocupaciones. Es natural que así sea. Incluso porque el amor es así. La vida es así. El universo es así.

La estrella Eta Carinae fue observada por primera vez en 1677 por Edmond Halley, un astrónomo inglés que era amigo de Newton, quien calculó la órbita del cometa Halley en 1696. Hasta el día de hoy, los astrónomos no pueden encontrar una explicación para la variación en el brillo de Eta Carinae. .

Por lo tanto, es bastante aceptable la idea de que alguien no pueda descifrar claramente los códigos de su corazón y emitir señales que varían en intensidad.

Así de simple. 

Hay que prestar mucha atención a los ojos, porque la verdad vive allí. Y los labios no siempre están en armonía con los ojos, hay momentos en que incluso se contradicen. En estos momentos, el silencio adquiere una importancia especial, porque solo entonces es posible interpretar lo que significan los ojos con toda su peculiar sutileza. Estos mensajes son demasiado definitivos y no deben malinterpretarse. Los labios, más irresponsables, son más claros, más explícitos, pero no siempre se comprometen con la verdad. Incluso pueden sonreír mientras sus ojos contienen lágrimas.

La mirada viaja a la velocidad de la luz, que es 299 792 458 metros por segundo. Inimaginable. Y cuando miramos al cielo y vemos a Eta Carinae, ni siquiera nos detenemos a pensar que está a 7.500 años luz de distancia del sistema solar. Por lo tanto, es imposible saber si esta estrella todavía existe. Aun así, continuaremos recibiendo y apreciando su brillantez durante miles y miles de años. Es más o menos como esa mirada de magnitud estelar, que va más allá de todos los límites de la comprensión humana y abre una perspectiva cósmica para el amor. Una mezcla de infinito y eternidad.

Me alegro de que solo estamos en el primer capítulo, cuando todo es posible. Las posibilidades están todas abiertas. 

Los paisajes no se han descrito, los personajes ni siquiera se han presentado, las tramas permanecen indefinidas. Todo puede pasar. Todas. Entonces, pensándolo bien, podría ser mejor quedarse aquí, en silencio, e imaginar la hoja que ha caído de un árbol muy alto, danzando tu vals favorito.

Graciosamente. Despacio. Suavemente.

Eternamente.

** Jose Blanco, publicitário, golfista y soñador
Crédito Imagen: Cielo Estrellado - MuralesyVinilos



[ VOLVER ]
Textos protegidos por Copyright - Guillermo Piernes 2020