Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES

Home
Home

Autor do Site
Autor del Sitio

Crônicas
Crónicas

Contos e Poemas
Cuentos y poemas

Artigos
Artículos

Escritores e Artistas
Escritores y Artistas

Índice
Índice

Links
Links

Contato
Contacto

Correio dos Leitores
Correo de los Lectores

Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES
Contos e Poemas
Cuentos y Poemas
Pescador de la Caleta - Rainer Pimstein

30/10/2020




Pescador de la caleta 

Por Rainer Pimstein *
A las 5 am salía de su casa cargado de sus aparejos un viejo pescador, era su rutina de los días normales, ya que los días de tormenta, se dedicaba a reparar las redes, cuidar la huerta y atender unos papayos, tamarindos y acacias que había sembrado en el fondo del patio trasero de su casa.
De madrugada con solo mirar las estrellas, sabía como iba a estar el tiempo atmosférico durante el día.
Después de cargar en el bote, la remendada red, su botella de agua, los flotadores y un sedal con anzuelos, empujo la pequeña embarcación saliendo de la playa hacia mar adentro, luego de un salto calculado, se montó en el bote e instintivamente agarró los remos y sintió el placer de la música que producían los remos en su roce con las chumaceras.
Ello le provocaba una sensación de libertad, donde todo era una nueva aventura, que el manejaba en base a su experiencia de muchos años.
Su familia era una hija de 40 años, cuyo esposo, alcohólico, salía a tomar y se perdía por 20 días y había que buscarlo; cuando volvía la golpeaba y la última vez que se fue, no lo busco más, para no seguir sufriendo las consecuencias de sus borracheras. Le dejo 2 hijas, una de 12 y la otra de 13 años.

La madre de las muchachas, no tenía un trabajo formal, pero se defendía haciendo arreglos de ropa usada, con una tijera de sastre y una antigua máquina de coser de pedal.
La propia esposa del pescador, había fallecido 20 años atrás, por causa de una leucemia.
Las nietas pasaban viendo novelas en la televisión y decían que en la situación actual, nunca serian empresarias o actrices. Despreciaban el oficio de los pescadores. Ellas decían que su futuro en la caleta, era casarse con algún pescador, llenarse de hijos y esclavizarse, en el mismo sitio, para toda la vida. Que no querían esa vida, que querían disfrutarla a su manera, querían viajar, conocer, bailar.
Para cumplir esas ilusiones, le habían pedido dinero al abuelo para pagar una Academia de Belleza en la gran ciudad, y estaban muy bravas con el abuelo, porque este no les había dado dinero para tal propósito.
Lo que más les interesaba era salir de esa marasma y coqueteaban con el chofer del autobús que cumplía el servicio en la localidad, pensando que él las iba a sacar de allí, haciendo caso omiso de las prevenciones de la madre, quien las había advertido que: con ese jueguito, lo que podrían conseguir era una buena barriga.
Mientras tanto el abuelo, en una pequeña mesa, en lo más escondido del patio, hacia barquitos de madera que luego metía en pequeñas botellas, que después se vendían a los turistas.
Poco tiempo antes de las elecciones, apareció un encuestador de viviendas. En casa solo estaban las dos muchachas, quienes, hicieron pasar al señor, lo sentaron en la sala y le brindaron una taza de café, porque él había dicho que la encuesta duraba alrededor de una hora.

Las preguntas y respuestas de la encuesta, fueron:
1.- Cuantas personas viven en esta casa? R= 3 personas, nuestra madre y nosotras 2.
2.- Y donde está su papa? R= mi papa se fue a beber y mi mama no lo busco mas, porque le pegaba.
3.- Profesión o actividad de su papa? R= El trabajaba de albañil, pero no le iba bien, porque lo que ganaba era para beber y no traía nada para la casa.
4.- Hace cuanto tiempo se fue su papa? R= Hace como 5 años.
5.- Profesión o actividad de su mama? R= Costurera, arregla ropa; ahora está entregando un vestido.
6.- Cuanto creen Uds. que gana su mama? R= Ella gana poco, porque arregla la ropa a crédito y se tardan en pagarle todo.
7.- Cuantos hijos y/o hijas están estudiando? R= Nosotras dos, pero ya terminamos.
8.- Nivel de estudio alcanzado hasta hoy? R= Llegamos hasta 3º medio, o seguimos estudiando o trabajamos, veremos que pasa 9.- Que carrera les gustaría estudiar? R= Queremos ser actrices. 
10.- Quien es el propietario de esta casa? R= El abuelo nuestro. 
11.- Donde vive el propietario de esta casa? R= Aquí en la casa. 
12.- Y la abuela? R=La abuela Claudina, murió hace tiempo.
- Porque Uds. negaban al abuelo, cuando les pregunte por los habitantes de la casa. - Porque el casi no se la pasa en la casa, sale a pescar como a las 5 y vuelve entre 9 y 11, después de repartir la pesca, lo que le sobra lo pone a secar en el patio, el mismo se prepara su almuerzo y viene a la casa a puro dormir.
- Bueno, si no les parece importante, seguiremos con la encuesta

12.- Profesión o actividad del propietario de la casa? R= El es pescador; hoy, todavía no ha vuelto de la pesca, pronto llega. 13.- Alimentación de la Familia? R= Principalmente pescado. 
14.- Procedencia del alimento? R= El abuelo, todos los días que sale de pesca, deja 2 pescados en la cocina.
- Hasta aquí las preguntas de las personas, ahora debo revisar la vivienda para detallar los aspectos constructivos de la casa, y su condición actual. Alguna de Uds. me puede acompañar a las habitaciones, porque debo medir el tamaño de ellas, de las ventanas, los closets, la estructura de la casa, tipo de techo, etc.
La madre llegó y al ver sus hijas en una de las habitaciones con un extraño,, lo increpó, diciéndole: quien es Ud. y a quien representa; recibiendo por respuesta lo siguiente: No se preocupe Sra. que nosotros somos encuestadores del Ministerio de la Vivienda y el objetivo de la encuesta es hacerle mejorías a las casas.
- Ud. será otro de esos políticos sinvergüenzas que vienen a prometer antes de las elecciones, todo tipo de maravillas y después que son elegidos, se olvidan completamente del pueblo que les dio el voto.
- Nuestras casas tienen problemas que se arrastran por muchos años, uno de los problemas es que cada vez llega menos agua a las casas, otro problema son los techos, que tienen las tejas quebradas y muchas casas se llueven, para que le digo del problema del transporte, los muchachos que estudian fuera que son todos, porque aquí no hay escuela- ellos tienen transporte de ida, de vuelta tienen que volverse a pie, tardan hora y media caminando y si les toca lluvia, llegan todos empapados, muchos se resfrían con esa historia.
Los hechos contados por la madre de las muchachas eran muy reales y no podían desecharse como palabras al viento.
El encuestador estaba viendo la cosa un poco oscura y ante el temor de ser expulsado violentamente de la casa, argumentó lo siguiente: Ud. tiene toda la razón Sra. pero tome en cuenta que nosotros solo somos funcionarios enviados a hacer las encuestas, pero conociendo la situación de las viviendas y las necesidades de la gente, se puede repartir el presupuesto y le puedo decir que ya, hay varias comunidades a las que se le están reparando las viviendas y eso es un progreso.
- Si será un progreso pero viene con poco presupuesto y retrasado, estas campañas las hacen para decir que el gobierno de turno cumple, pero en 5 años de gobierno, lo que hacen es engordar sus bolsillos y el de sus empresarios y para abajo no lanzan nada, que se las arreglen como puedan.
En el intertanto, llego el abuelo con sus pescados y aparejos al hombro, dejo los 2 pescados en el congelador de la cocina y siguió hacia el patio, para guardar el resto.
El encuestador, termino de medir las habitaciones y dijo que tenía que hacerle preguntas al propietario de la casa. La madre de las muchachas, le dijo: pase por aquí y lo encontrará haciendo bagatelas en el fondo del patio.
Cuando llegó a presencia del pescador, ambos se miraron como conocidos, se dieron la mano aun sin adivinar la identidad de cada uno.
El pescador había prendido el fogón y estaba arreglando un pescado, con harina, huevo, sal y un poco de comino, para luego lanzarlo al aceite caliente.
El encuestador le dijo: Soy del Ministerio de la Vivienda y necesito hacerle algunas preguntas. Tómese su tiempo y yo me tomo el mío, porque también le hare algunas preguntas, pero siéntese mientras termino de fritar los pescados, que para Ud., puede ser el almuerzo, pero yo voy es a desayunar, así me acompaña, porque la mayor parte del tiempo me toca comer solito. Si hombre, lo acompaño, fueron las palabras del encuestador.

El aroma del pescado frito fue inundando el sitio, el pescador sirvió 2 platos con abundante pescado y tomate, diciéndole al encuestador: Arrímese a la mesa del pellejo, como dice mi familia, si le gusta el aji, en esa botella hay.
Los 2 hombres se miraron las caras y como ninguno dijo nada, comenzaron a comer el delicioso pescado. Pero la curiosidad pudo más que las ganas de comer. El pescador, después de mirarlo mucho, dijo: Ud. debe ser familia del "cura Jiménez", porque tiene un parecido que no se lo despinta nadie.
El encuestador afirmó: Puede ser, pero hábleme del "cura Jiménez". El pescador, sonriendo le dijo: Ese no fue ningún cura de iglesia, le decían así porque era medio pelado y se cortaba el pelo que parecía que tenía un nido de pájaros en la cabeza; ni tampoco era tan santo, era un compañero pescador, igual que yo, trabajamos en la pesca del atún y la albacora, cuando venían compañías pesqueras españolas y japonesas.
- Eso fue en el puerto de Valparaíso, el año 1956. Yo después me case y me vine a esta caleta. El también se caso y siguió viviendo en Valparaíso, lo supe porque ambas mujeres se conocían. Ud. no va a creer, las aventuras que vivimos con el ?cura ?, un día nos embarcamos en un pesquero alemán por 3 meses, después de navegar pescando por 2 meses llegamos al puerto de Hamburgo en Alemania. Es uno de los puertos más grandes del mundo, de allí se reparte para América, Europa, Asia y viceversa.

- Luego que descargamos las 30 toneladas de pescado, el capitán nos dijo: tienen libre hasta mañana a las 8 de la noche, lleven su pasaporte y cuidado con meterse en problemas.
- Nosotros después que quedamos libres, que cree Ud. que fue lo primero que hicimos? Fuimos a tomar cerveza, que por allá son muy buenas. Después caímos a unos bares de mujeres, la mayoría eran gringas de pelo amarillo, nosotros buscábamos a las mas morenitas, porque hablaban español y nos contaban sus historias, habían de República Dominicana, Surinam, Colombia y hasta chilenas.
- Buena parte de la noche pasamos con aquellas mujeres, bailando, bebiendo y disfrutando con ellas. Al día siguiente amanecimos en un pequeño Hotel, ya eran las 11. Nos dimos un baño y fuimos con toda la pompa que nos otorgaba nuestro traje de marineros, a almorzar a un elegante Restaurant.
- Allí nos enteramos que esa tarde se definía la copa Europa de Futbol, jugaban en el estadio local, nada más y nada menos que el Bayer de Múnich, por Alemania contra el Arsenal de Inglaterra. Esa tarde fuimos como 2 caballeros a gozar ese partido, no paramos de comer salchichas y tomar cerveza, estuvo muy peleado, finalmente ganaron los Alemanes, con un dudoso penal, que cobro el árbitro, bajo la pifia de todo el estadio; a las 7 de la noche, nos fuimos acercando al muelle y llegamos al barco un poco antes de las 8.
Mientras el pescador mas contaba, mas se le abrían los ojos al encuestador, hasta que se emocionó, le cayó un lagrimón y dijo: Si, ese era mi papa; el contaba la misma historia. El tuvo con mi mama 3 hijos hombres, yo fui el mayor y vivo en Valparaíso. Mi papa vivió con nosotros hasta el año 1960; después le dio por irse a pescar centollas al ártico, pero el barco naufrago cerca de Alaska y allí se le acabo el hilo al "cura Jiménez".
- La compañía pesquera, dijo que otro barco que andaba cerca, había recogido unos cadáveres, que si mi madre quería que le trajeran los restos, ella dijo que no le trajeran nada, que lo quería vivo, a raíz de eso le dan una pequeña pensión todos los meses.
- Se fija Ud. lo pequeño que es el mundo, manifestó el pescador; ya me contó, donde fue a terminar su papa, ahora dígame: su mama está viva? 
- Si, contesto el encuestador, ella hace lo mismo que la hija suya, se dedica a costurearle la ropa a las vecinas del barrio.

- Dígale que se encontró con Israel Febres, el amigo del "cura" y esposo de Claudina, su antigua amiga. Llévele este plato de porcelana, que nos dieron en Lisboa.
El encuestador dijo: No hablamos mucho de la casa, pero yo completo lo que haga falta. Ambos se pararon y se dieron un largo abrazo, como de padre a hijo, y juraron volver a reunirse.

* Rainer Pimstein: Ingeniero forestal, exprofesor de la Universidad De Los Llanos, Venezuela
Crédito: Pintura El Viejo y el Mar - Fábulas Obvious 



[ VOLVER ]
Textos protegidos por Copyright - Guillermo Piernes 2020