Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES

Home
Home

Autor do Site
Autor del Sitio

Crônicas
Crónicas

Contos e Poemas
Cuentos y poemas

Artigos
Artículos

Escritores e Artistas
Escritores y Artistas

Índice
Índice

Links
Links

Contato
Contacto

Correio dos Leitores
Correo de los Lectores

Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES
Contos e Poemas
Cuentos y Poemas
Pandemia (Poema) Ana Delmy Amaya

03/02/2021




Pandemia - Poesia 

Por Ana Delmy Amaya ** 
Cuarentena sin amarras. 
Y en las mañanas abrir los ojos
con la esperanza en el cáliz
afanes de acuarelas humanas
amorosas,
fieles con los pinceles y las letras
entre las horas, y el entrecejo.

Pasaron 6 gaviotas en vuelo excelso
añorando presencias y ausencias.
Un protocolo sin fin
un esmerado cuido.

Un sol brillante, pájaros cantando el día
Y un "dichosofui" izando
el amor que alumbra la vegetación sonriente.
El almendro, vida dorada
amor y sombra escarlata.

Seis meses juntos el mejor regalo frente a la pandemia cruel.
Y el poder oculto a sus espaldas
Dios infinito, dicen las noches,
no permitas que la humanidad colapse
no letalidad, ni contagios.

Una cuarentena propia prolongada
sencilla, voluntaria.
Y el amor zigzagueando
entre ixoras, alegrías begonias tristezas y palmeras.
El naranjo en fruto y las guirnaldas sonrientes.
Gracias misericordia.

En la ventana 
Hoy salió mi nombre a la ventana
y tuvo miedo:
el pueblo protegiéndose,
con la miseria intermitente en los ojos,
las calles incognitadas, en las cunetas,
y la lucha desmesurada
por la sobrevivencia.
Cuando inició el encierro
la realidad, más clara
más vital, más sonriente
más esperanzadora.
Ahora Doña Muerte
se ha llevado seres valiosos, valiosos.
Hoy salió mi nombre a la ventana
y volvió con un lagrimón fragmentado
sobre el rubor y el rímel.
Señor de los salmos y proverbios,
líbranos de la bestia
que danza libremente
sobre la humanidad desvalida
Nada será igual
Tras la lumbre de los ojos,
un hilo transparente
se perfila en el silencio de una lágrima,
lágrima acongojada que cubre el mundo.
doliente y desvalido
devastado, aniquilado.
Después,
nada será igual,
ni las conversaciones nocturnas,
rajando la noche,
ni mi soledad bajo el casco oscuro de la noche
o bajo el almendro, en días brillantes,
ni el ladrar de la angustia en el umbral.

Nuestros egos
se han ido transformando
bajo la translúcida PRESENCIA
y el dichosofui clamará tu nombre.

El cielo tendrá un azul violeta
las ardillas regresarán
cuando el almendro se vista de fruta nueva.
el amor será más amor,
tu presencia más presencia
y nosotros el testimonio
de la humanidad transmutada
**Poetisa y doctora em Literatura
Pintura Almendro en flor: Julián del Pozo y La Orden



[ VOLVER ]
Textos protegidos por Copyright - Guillermo Piernes 2021