Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES

Home
Home

Autor do Site
Autor del Sitio

Crônicas
Crónicas

Contos e Poemas
Cuentos y poemas

Artigos
Artículos

Escritores e Artistas
Escritores y Artistas

Índice
Índice

Links
Links

Contato
Contacto

Correio dos Leitores
Correo de los Lectores

Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES
Contos e Poemas
Cuentos y Poemas
Nunca fuimos dos (Poema) - Patricia Sopranzetti

11/07/2020




- Poema de Patricia Sopranzetti * -
NUNCA FUIMOS DOS
Iba por la vida buscando el honor,
el conocimiento, un buen corazón.
Quería ser grande para trascender honrando la vida.
Quería aprender.

Tuve la certeza de que mis anhelos 
no eran fantasía, no eran un error:
ese inalcanzable hombre inteligente
me había elegido entre toda la gente!!!
¡Gracias por el fuego, Maestro, amigo;
gracias por el fuego, por siempre te sigo!.
Tu alumna aplicada, tu soldado fiel;
de tu pensamiento y la propia vida analista cruel!
Nos cubrió la magia, nos fuimos queriendo.
Nos fuimos fundiendo como el corazón
que entre el soldadito y la bailarina forjara el fogón.
Pasamos muy pronto por todos los roles,
¡si hasta compartimos la página infausta de ser pecadores!
Pagamos los precios que la vida impuso
y otros más -de yapa-, para estar seguros.

Pero a toda costa, algo nos quedamos;
fue la dicha inmensa de ir de la mano.
De hundirnos en todos los conocimientos,
de navegar juntos el mar de los sueños.
De brindarnos siempre a la ávida mente,
al cerebro inquieto, a la buena gente.
Fuimos la potencia y la concreción.
Musas de la crítica y la admiración.
Fuimos talibanes de este gran amor!
Ahora que me toca seguir el camino sin su compañía,
quiero agradecerte Señor me hayas dado
el honor inmenso de estar a su lado,
bajo la mirada de sus ojos buenos, su eterna alegría,
sus afables modos de todos los días.
Sin prisa en la vida, sin prisa en la muerte,
confiando al destino y a Dios nuestra suerte.
Me dijo una tarde, al fin del camino:
"me dio mucha paz recordar la historia que tanto me gusta,
donde San Francisco rechaza un cayado
que de nada sirve sin Dios a su lado.
Yo soy ese hombre, Él viene conmigo.
Y si no regreso no es que estoy perdido.
Quedate tranquila, me llevó consigo".
Me quedo, me quedo, honrando esta vida
que vivimos juntos con tanta alegría.
Después de estos años de intensa fatiga,
de cálidos besos, de sonoras risas;
tengo que decirte igual que aquél día
¡Gracias por el fuego! gracias, vida mía!
** Patricia Soprazetti de Acurso: Tejedora de Sueños
Estatua Los Amantes de Autor desconocido



[ VOLVER ]
Textos protegidos por Copyright - Guillermo Piernes 2020