Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES

Home
Home

Autor do Site
Autor del Sitio

Crônicas
Crónicas

Contos e Poemas
Cuentos y poemas

Artigos
Artículos

Escritores e Artistas
Escritores y Artistas

Índice
Índice

Links
Links

Contato
Contacto

Correio dos Leitores
Correo de los Lectores

Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES
Artigos
Artículos
Software de Dios - Carlos Acurso

11/07/2020




El Software de Dios
Por Carlos Acurso ** 

Todo Hombre nace con un Sistema Operativo del Pensar cuyas características generales comparte con la especie, poseyendo cada uno diferencias específicas como producto de su herencia inmediata.

Esta conformación inicial y única de rasgos generales y especiales, se desenvuelve posteriormente en etapas relacionadas principalmente con la edad y la experiencia.

El desenvolvimiento relacionado con la edad recorre el camino desde la concepción hasta la muerte, actuando en tres planos: el interior al Pensar, donde semilla y agentes maduran, cruzan umbrales y producen saltos cualitativos; el exterior al Pensar pero interior al individuo, que con sus estados físico-energéticos condiciona el primero y por último el del entorno del individuo, con su medio físico y su ambiente cultural, parametra al individuo.

Cada Sistema Operativo del Pensar con sus rasgos iniciales y únicos afectados en su desenvolvimiento temporal por la edad, se ve asimismo afectado por la influencia del intercambio dinámico con su entorno, tanto físico (medio) como cultural (ambiente).

Así como cada hombre, obedeciendo a sus causas genéticas e influenciado por sus estados vitales y su entorno, desenvuelve su Sistema Operativo del Pensar, también la especie produce una acción similar en una evolución con otra escala temporal.

Como producto de las funciones heredadas, el Sistema Operativo del Pensar es capaz de adoptar hábitos o caminos de preferencias en sus recorridos mentales. Estos hábitos constituyen prontamente arquitecturas de mayor complejidad conformando verdaderas redes tácticas y estratégicas del pensamiento.

Surgen así niveles en las arquitecturas del pensar que van desde el simple dato que representa un objeto o episodio hasta cosmogonías del universo físico y el cosmos algorítmico pasando por modelos de representación y simulación de sistemas complejos intermedios como los: filosóficos, políticos, sociales, psicológicos, etc.

El Hombre, como parte de su actuación como entorno ambiental de cada hombre, participa en el desenvolvimiento de estos hábitos del pensar mediante el intercambio cultural no programado y la enseñanza intencional formal o permanente, todos los cuales son posibles gracias la Sistema Operativo Natural de cada uno.

Para enseñar se requieren dos o más, para aprender basta uno. Algunos hombres enseñan. Todos los hombres aprenden. Conocer es una propensión irresistible

El Sistema Operativo del Pensar Natural (no sólo original) no es un cimiento sobre el que luego se construyen paredes que son per se aún cuando se apoyen en él, sino que el Sistema Operativo del Pensar en sus diferentes momentos original y no originales, es la misma entidad en su desenvolvimiento.

Un árbol en su estado original (semilla) ya posee todos los atributos de su especie, es vegetal, es un ombú, etc., etc. Si no muere prematuramente o excepcionalmente se frustra, recorrerá un camino de crecimiento y desenvolvimiento con todas las funciones inherentes a cada momento, estando todo ello programado, por decirlo así, en el software de Dios de su especie.

Temporalmente será influido en su natural accionar por otros factores que determinarán su característica de único e irrepetible. Cada individuo de esa especie será igual al resto, pero no idéntico, así como dos más dos es igual a tres más uno e idéntico solamente a dos más dos. De igual forma, cada hombre y cada Sistema Operativo del Pensar de cada hombre serán iguales entre sí pero no idénticos.

Una naranja, una naranja, una naranja? que extraño, nunca vi un dos.

Este reconocimiento de dos principios: el de que todos los hombres son iguales y el de que todos los hombres no son idénticos, evita disensos inevitables cuando el pensamiento lineal pretende en una operación contra natura de la lógica, que cuando uno de ellos se da como verdadero el otro es necesariamente falso, cuando indudablemente ambos son necesaria y simultáneamente verdaderos.

Lo expresado no debe confundirse o ponerse fuera del contexto científico pues no estamos hablando de, por ejemplo, los derechos sociales del hombre de los cuales sin duda el primero es el reconocimiento de su individualidad única e irrepetible que le confiere el respeto como persona.

Cada hombre, no idéntico a nadie e igual a todos los demás, funcionando de acuerdo a las normas que la naturaleza le dictamina, inexorablemente puede perfilar los factores distintivos de su Sistema Operativo del Pensar mediante el desarrollo de estrategias del pensar que potencien sus capacidades de conocimiento, comprensión y conciencia de entes y fenómenos.

** Carlos Acurso. Educador y filósofo. Mas información en ESCRITORES
(Articulo publicado originalmente en www.acursonet.com.ar)
Crédito Imagen: La creación de Adán  - Michelángelo



[ VOLVER ]
Textos protegidos por Copyright - Guillermo Piernes 2020