Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES

Home
Home

Autor do Site
Autor del Sitio

Crônicas
Crónicas

Contos
Cuentos

Artigos
Artículos

Poemas
Poemas

Escritores e Artistas
Escritores y Artistas

Índice
Índice

Links
Links

Correio dos Leitores
Correo de los Lectores

Guillermo Piernes
GUILLERMO PIERNES
Artigos
Artículos
La revolución de los viejos - Guillermo Piernes

11/05/2022 00:00




La revolución de los viejos

Por Guillermo Piernes**

Una silla rota, una olla sin tapa, una sombra en el depósito de trastes desechados.

Un viejo no es más que eso para buena parte de la sociedad capitalista al sur del Ecuador, si es que eso es posible para una población mayoritariamente descapitalizada.

En los países desarrollados hay programas asistenciales pero, como definió magníficamente el Papa Francisco, los ancianos carecen de "planes existenciales".

Un viejo - y aquí ignoramos solemnemente el término Tercera Edad - es mucho más que un abuelo, un jubilado, un "fantasma" Sí, faltan planes existenciales que tendrán que ser hechos por los propios viejos.

Habrá que rescatar la rebeldía de la adolescencia, el ímpetu de la juventud, redefinir el papel de los viejos en la sociedad, que ya han sido venerados como fuente de sabiduría, fruto de la experiencia y que fueron desplazados por lo "nuevo" como si fuese automáticamente sinónimo de bueno.

Un anciano no es apto para las modernas cadenas productivas, pero sí sirve para indicar el rumbo de esa producción, incluso para determinar si es o no un producto necesario para la sociedad. Un anciano sirve para traer ejemplos.

Los viejos fueron protagonistas de capítulos históricos que suelen repetirse precisamente por la falta de experiencia de las nuevas generaciones.

"No es casualidad que la guerra haya regresado a Europa en un momento en que la generación que la vivió en el siglo pasado está desapareciendo", dijo el Papa Francisco, refiriéndose al conflicto ruso-ucraniano.

"¿Por qué escuchar al Papa, si es un viejo de más de 80 años?". , se preguntarán algunos. Así vamos.

Al sur del Ecuador, la falta de diálogo inter-generacional permite repetir situaciones políticas y sociales de represión, injusticia, miedo por la negligencia de buena parte de los jóvenes, que no ven las señales ni imaginan un terror que nunca han experimentado.

Los viejos tienen que reaccionar. Abrir caminos, preparar proyectos existenciales que ayuden a derribar la cultura del descarte. Proyectos para pintar cuadros, escribir poesía, interpretar la música que más les gusta, hablar lo que siempre calló. Estudiar las formas y luchar para reducir la brecha entre generaciones. Aplicar sin piedad la verdad escondida en el viejo estribillo: "Mas sabe el Diablo por viejo que por Diablo".

Si están lejos de las artes, los viejos deben ver las grandes películas que nunca han visto, leer los buenos libros que nunca leyeron, bailar como nunca lo han hecho, apoyar algun movimiento en defensa del medio ambiente, el mejor regalo que pueden dejarle a las próximas generaciones.

Proyectos existenciales que muestren que los viejos deben están lejos del basurero. Esta nueva revolución debe ser hecha por los viejos, con la esperanza de que sea comprendida por los jóvenes.

¿Miedo al ridículo? ¿O miedo a vivir los últimos años al máximo al ocupar espacios, soñar, errar, sentir?

No hay mucho tiempo para la especulación o la acumulación para los viejos. A lo sumo ahorrar lo suficiente para comprar un buen espumante. Para cuando la Dama de Negro se acerque, poder brinrdar por una vida bien vivida.

** Guillermo Piernes  - periodista y escritor
Pintura Viejo Sabio - Grupo ACT


[ VOLVER ]
Textos protegidos por Copyright - Guillermo Piernes 2022